Ya sé que no es un sentimiento muy popular pero ha vuelto ella, la lluvia, y me encanta. La lluvia en fin de semana es el pretexto perfecto para meterse en la cama toda la tarde y leer una novela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *