Admiración: reconocimiento cortés de la semejanza entre otro y uno mismo.
Decidir: sucumbir a la preponderancia de un grupo de influencias sobre otro grupo de influencias.

Erudición: polvillo que cae de un libro a un cráneo vacío.

Fantasma: signo exterior e invisible de un temor interior.
Finanzas: arte o ciencia de administrar ingresos y recursos para la mayor conveniencia del administrador.
Frontera: en geografía política, línea imaginaria entre dos naciones que separa unos derechos imaginarios de una, de los derechos imaginarios de la otra.
Hidra: animal que en los antiguos catálogos figura bajo muchos encabezamientos.
Sabiduría: tipo de ignorancia que distingue al estudioso.
Sobre: ataúd de un documento; vaina de una factura; cáscara de un giro; camisón de una carta de amor.
Tierra: parte de la superficie del globo, considerada como propiedad.
Virtudes: ciertas abstenciones.

Ambrose Bierce, del Diccionario del diablo.

11 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *