Las dos caras del español

Ayer participé en el Máster de Inmigración de la Universidad Autónoma de Madrid. Conversando con los alumnos sobre las relaciones entre literatura y extranjería, comentamos el premio Nobel concedido a Vargas Llosa y cómo los medios de la península saludaron a este hijo del boom latinoamericano como “autor español”. Una de las participantes, peruana también de origen, me contó que a su hijo, que asiste a una escuela pública en Madrid, le han recomendado que asista a una logopeda para que aprenda a pronunciar “correctamente” el español. Que la lengua no es inocua, eso lo sabemos de sobra quienes trasegamos con las palabras, pero estos dos extremos donde la inclusión y la exclusión resultan tan patentes nos invitan sin duda a reflexionar.
Comments ( 12 )
  1. Ricardo

    Buen comentario. Creo que la obra de Vargas Llosa es claramente peruana, y es un exponente de la literatura en América Latina. En cuanto a su comercialización, la ayuda de Carlos Barral y de Balsells es también evidente. Pero ni el premio Seix Barral es ya lo que era, ni tampoco existe hoy en día ninguna apuesta por ningún latinoamericano en España. El premio Nobel de este año demuestra algo que no sé si está del todo vigente: qué lejos se llega cuando lo que prima es la calidad de la obra, y no la frontera. En cuanto a lo de corregir el castellano a los peruanos, me parece simplemente bestial.

  2. María Obligado

    ” Variedades del español”, les dice Daniel Cassany, importante profesor español de escritura. No hay ninguna incorrecciòn en hablar una u otra variedad. En general, suele haber algo màs de resistencia en el hecho de mezclar ambas variedades, cosa injusta, en el caso de niños. Aquì, donde la veriedad es la rioplatense, se aprende a escribir en las dos variedades, la rioplatense, y el español peninsular…
    Sin embargo, la TV hace que nuestros niños hablen como centroamericanos!!!! El otro dìa me atendiò inesperadamente el telèfono mi nieta, y pensè que hablaba con una señora colombiana. La escuela se ocuparà de “argentinizarla” en lo oral y de enseñarle a escribir en español clàsico…Cosas de la la amplìsima lengua española…
    Ante la apariciòn de letras chinas en los jueguitos de la televisiòn, mi nieta dice: “no entiendo chino, soy española….pero no vivo en España”.
    Vargas Llosa es, evidentemente, peruano, cualquiera que lo lea lo sabe. Fuertes, fuertìsimas ramas surgidas del tronco español.
    Y, como incòmodo trasfondo, como siempre, el dinero: ¿quièn tiene derecho a enseñar español, por ejemplo, en EEUU? Ahì hay una cuestiòn no tan libre, ni tan literaria.
    Hablemos y escribamos, entonces, nuestra propia variedad, sin desconocer, la variedad originaria, en caso de que seamos especialistas en la lengua: considerèmoslo una extensiòn, parte de nuestro conocimiento del español .
    O seamos, no bilingues, sino “bivarietales”, libremente, como debe serlo la lengua, dentro del libre juego con sus reglas, que estàn hechas para ser respetadas por todos y para ser modificadas por los creadores, quièn lo duda…

    (desde Argentina)

  3. Sinceramente, y aunque estoy teniendo una tarde maravillosa de la mano de Chopin al piano, me parecio absurdo que llamaran Hispano-Peruano a V. Llosa. Es Pereuanno y luego nacionalizado Español. No se si se puede tener ambas nacionalidades, pero me molestó profundamente que para vanagloriarse de un título incluyan en las filas a un escritor latinoamericano y por cierto, quizá tambi´en le quieran manar al logopedista o como se diga.

  4. Isabel González González

    Existe un español ‘normativo’, por llamarlo de algún modo. Hemos tenido un presidente que hablaba con un acento andaluz bastante marcado, pero será difícil que en una televisión de ámbito nacional aparezca un presentador con un fuerte acento gaditano, gallego o aragonés. Será difícil que se apliquen usos propios de cada región de la península. La literatura es otra cosa y la vida, otra, por supuesto. Me sorprende, por ejemplo, el rechazo de cierta gente a que sus hijos compartan aulas con niños bolivianos, colombianos, peruanos, etc., etc. mientras que las ‘chicas’ que se han ocupado de ellos desde bebés, que se siguen ocupando todavía, son casi siempre bolivianas, colombianas, peruanas, etc. ¡Con ellas han aprendido a hablar! El dinero también cuenta, por supuesto. Con dinero, cualquier variedad es maravillosa.

  5. Clara Obligado

    En todo caso el Nobel de este año demuestra cómo, cuando se actúa con una actitud abierta, sale ganando todo el mundo…

  6. Clara Obligado

    Isabel, le has estado tirando los tejos a Miguel Ángel, estaba entusiasmadísimo contigo, es una persona estupenda… Le hablé de las microlocas, también, le gustó la idea…

  7. Isabel González González

    Es él, que se deja seducir con facilidad. Me pareció un tipo estupendo, desde luego. Dale un besazo de mi parte. También estuve con Carmen, otro sol. Seguro que su chico se ha curado con esos buenos calditos que le prepara. Qué bien que le gustara lo de las microlocas. A ver si lo movemos.

  8. Clara Obligado

    Sí, claro que lo moveremos…

  9. Anonymous

    Cuando oigo hablar a un argentino me parece que así deben hablar castellano los ángeles. Cuando me encuentro en la escalera a la inmigrante ecuatoriana que cuida a un vecina anciana la entretengo con cualquier excusa porque cualquier trivialidad que dice me parece una delicia para mi oído, un elogio para mi castellano. Cualquier país latinoamericano, cualquier comunidad española hace del castellano una lengua más viva, más ancha, más vital, más diversa, más versátil… Cuando se comparte un idioma también se comparte un poco el alma.
    Quizás como andaluza debería apuntarme también a un logopeda. (Mar Horno)

  10. Me temo que en España el tema de las “variedades del español” (yo sigo prefiriendo el término “dialecto”) toca en varios huesos sensibles:

    -El largo debate sobre los distintos dialectos peninsulares y su temido “efecto disgregador”.
    -La creencia en una “corrección” única de la lengua. Desde el momento en que se fundó una academia con capacidad de dictaminar lo que está bien o mal usado en un lenguaje, se empezó a tropezar con extranjerismos, dialectos y jergas.

    No creo que ese debate esté centrado en o contra los dialectos hispanoamericanos. Invito a una reflexión paralela: En la última década se ha incluido dentro del diccionario de la RAE (por tanto dentro de lo “correcto”) los distintas términos hispanoamericanos (Cierto es que con todo tipo de advertencias sobre su procedencia, y por tanto el rango de aplicación “correcto”). Sin embargo, eso mismo no se ha realizado con los distintos dialectos peninsulares. (No hablo de aquellos que han recibido categoría de lengua aparte, sino de aquellas hablas como el asturiano, el cantabro o el andaluz que quedan dentro de la categoría de dialecto del español)

    En resumen, en mi opinión a los dialectos hispanoamericanos les ha pasado lo mismo que a los estudiantes sij y judíos ortodoxos expulsados por un decreto que se redacto contra el hiyab: Que por quedar bien se les ha aplicado unos prejuicios que en principio no iban contra ellos

  11. Clara Obligado

    Pero sucede que hispanoamérica (ya el nombre se las trae) no es una comunidad donde se hablen dialectos derivados del español, sino variedades, que es otra cosa. Digamos que cada país, (insisto en cada país, no se trata de una contraposición España (hispanoamérica sino, por ejemplo, España/México, etc. ) habla una variedad diferente del español. De la misma manera que en la misma España se hablan variedades de nuestra lengua. ¿O vamos a aceptar aquello de que el mejor idioma se habla en Valladolid? Hay algunas normas, que sirven para reflexionar, y también para ser modificadas por el uso, puesto que la lengua, por suerte, está viva. Además, en la historia de nuestro idioma la academia apareció tarde: en 1713, lo que nos hace pensar que toda la literatura del Siglo de Oro, por ejemplo, se escribió sin ninguna de esas sacrosantas normas que “limpian, fijan y dan esplendor” Sin embargo, seguimos aprendiendo de ella.

  12. Me temo que si, que desde el punto de vista de la filosofía la RAE, (al menos de la parte del “fija”) el español mas correcto se habla en Valladolid. (Estoy de acuerdo en que es una aberración). Pero es inevitable desde el momento que seleccionas un español como “correcto” o “normativo”. El resto de variantes, sean peninsulares o no, se convierten según eso en dialectos, desviaciones de la norma. Es un problema común a todas las academias que siguen el modelo normativo, en lugar del modelo recopilatorio del anglosajón. Igualmente a la academia argentina de letras se le reprocha que el argentino “correcto” sea el rioplatense.

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *

© 2017 Escritura Creativa Clara Obligado

A %d blogueros les gusta esto: