Un buen cuento es un artefacto, un hecho verbal, comparable a un témpano. Es un témpano de la imaginación. ¿Por qué? Porque la parte visible, equivalente al texto, a las palabras que tenemos delante de los ojos, es la parte menor, un porcentaje pequeño de toda la historia. (Jorge Edwards)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *