Fin de curso y cena de traje.

(fotografía de la terraza sin nosotros, sacada desde el hotel de enfrente)

La semana que viene terminan los talleres en directo y, como siempre, nos encontraremos en la terraza para festejar nuestra cena de traje: “traje tal cosa, traje tal otra” (algo de comer y algo de beber para compartir). Para evitar repeticiones, organizaremos en los cursos -más o menos- qué prepara cada uno. Se trata de cocinar -o comprar-, con gracia.
Fecha: el miércoles 29, a partir de las 22 hs.
Están prohibidas las empanadas y las tortillas.
Volveremos a encontrarnos la primera semana de octubre.

Este verano, por primera vez, y durante la primera quincena de julio, organizamos cursos intensivos de verano. ¿Te gustaría darte un chapuzón literario?
Comments ( 13 )
  1. Carmen

    Desde ya que me apunto…

  2. La curiosidad me corroe… ¿por qué no se pueden traer tortillas y empanadas? 🙂 ¡¡Si no es ser demasiado indiscreta!!

  3. Fcilísimo: porque no me gustan. Además, está el riesgo de que no se traiga nada más que tortillas y empanadas, ¡hay que esmerarse! A ver cuándo te sumas… Un abrazo.

  4. Eva

    Nos veremos allí, Clara. Alguna preferencia de traje? Dulce o salado? La cocinera que hay en mí está despertando!! 😉

  5. Clara Obligado

    Salado, y algo para beber. Cuéntame, cuéntame…

  6. Lourdes

    Y yo que quería sorprender con algo tan, tan original como una empanada… jajjaj, ¿valen unos croasanes salados? Oferta original donde la haya.

  7. Vamos, Lourdes, esmérate un poco más. Se trata de ser cre-a-ti-va: tú puedes.

  8. La distancia no es el olvido así que os dejo una receta de mi invención que tiene mucho éxito en verano por si alguien se anima:
    Ensalada de lentejas.
    Tomate valenciano maduro.
    Aguacate.
    Huevo duro.
    Lentejas cocidas a palo seco.
    Se trocean los ingredientes y se mezclan bien menos el huevo que se reserva para adornar.
    Se condimenta con aceite de oliva de primera presión en frío, albahaca, y vinagre de Modena.
    Se deja macerar un par de horas en la nevera.
    Al servir se añade el huevo duro.
    ¡Salud!

  9. De la cocina árabe un plato que me encanta, el Hummus. Es una salsa espesa o puré elaborado a partir de garbanzos cocidos y condimentado de forma que otorga al paladar un plato delicioso

    Hummus (houmous) es la palabra árabe que describe al garbanzo, y a su elaboración en forma de puré tradicional de Oriente Medio, es un plato muy nutritivo y saludable que se acompaña del pan árabe, pan de pita, cortado en triángulos para mojar. Ttambién se puede servir con vegetales como el pepino, la zanahoria, etc., cortado en
    bastoncitos.
    Dependiendo de su lugar de origen, se adereza de una forma u otra, la que más me gusta a es la que os dejo a continuación.

    Ingredientes
    400 gramos de garbanzos cocidos (y un poco de caldo), 3
    cucharadas de tahini, 2 dientes de ajo, el zumo de medio
    limón, 60 mililitros de aceite de oliva, 1 ramita de perejil (o
    cilantro), pimentón picante, comino en polvo, pimienta
    negra y sal.
    Elaboración
    Según cómo te guste la textura, podrás triturar a mano, con la batidora o con un robot de cocina, queda muy rico con algunos trocitos diminutos

    Así que pon todos los ingredientes en un bol o en el vaso
    del robot, reservando unos garbanzos y perejil para la
    decoración. Tritura hasta obtener la textura deseada.

    Sirve el hummus en pequeños cuencos o copas individuales, también puedes servirlo en un bol grande para compartir. Reparte los garbanzos reservados sobre el
    puré y las hojas de perejil o cilantro picadas, espolvorea
    con un poco de pimentón (dulce o picante, al gusto) y riega
    con un hilo de aceite de oliva.

    Acompaña con pan de pita o unos vegetales frescos cortados en bastoncitos.

  10. Y para bajar la cena Agua de Valencia:
    Granizado de naranja con Champagne y unas hojas de menta.
    Que aproveche!
    Ni.

  11. Preciosa terraza, por cierto!

  12. No me resisto a sugerir una literaria y cinematográfica receta:
    Tomates verdes fritos.

    Ingredientes:

    1 tomate verde de tamaño mediano (o lo suficiente como para hacer 8 -10 rodajas, de 5 mm de espesor cada una)
    1 / 4 taza de harina de todo uso
    1 clara de huevo, ligeramente batido
    1/4 taza de Polenta (harina de maíz no muy fina)
    1 cucharadita de sal
    aceite de oliva para freír los tomates
    8 rebanadas de pan tipo chapata
    2 cucharaditas de aceite de oliva
    4 cucharadas de queso de cabra
    12 hojas de albahaca de tamaño medio
    Para hacer los tomates verdes fritos:
    Calentar alrededor de 3-4 cucharadas de aceite en una sartén mediana. Mezclar la harina, harina de maíz y la sal en un plato hondo. Cortar el tomate en rodajas de 5 mm cada una.  Cubrir cada rodaja de tomate verde en la clara de huevo, luego pasarlo por la mezcla de harina de maíz. Cuando la sartén esté caliente, poner los tomates y cocinar hasta que estén crujientes y dorados, 3-4 minutos. Voltear y dorar el otro lado. Sacar de la sartén y colocar sobre papel de cocina para absorber el exceso de aceite. Repetir hasta que todas las rodajas de tomate estén fritas.

    Para hacer el bocadillo:

    Mientras que los tomates se están friendo, echar una fina cantidad de aceite de oliva sobre cada rebanada de pan.  Cubrir una rebanada de cada sandwich con hojas frescas de albahaca, cerca de 3 hojas debería ser suficiente. Cuando los tomates estén listos, colocarlos en la parte superior de la albahaca. Poner una cucharada de queso de cabra en la parte superior de los tomates y extenderla con un cuchillo. Cubrir con la otra pieza de pan, y ¡a disfrutar!

  13. Buenísimo, me lo apunto, sería genial que todo el mundo dejara sus recetas, lo intenté, pero reina la desbandada y el caos en esas fechas y no me hicieron caso. Tal vez algún año…

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *

© 2017 Escritura Creativa Clara Obligado

A %d blogueros les gusta esto: