Mi nombre, me dijo un amigo, tiene las iniciales de Curriculum Vitae: Carmen Valcárcel. Nací en Madrid el mismo año en que se estrenaba Días de vino y rosas de Blake Edwards, 1962. El año en que estalló la guerra del Golfo, empecé a dar clase de Literatura española en la UAM, donde sigo desde entonces. En la docencia y en la investigación me sitúo en las fronteras, en los exilios, en los márgenes, como espacios fecundos de diálogo y de iluminación. 
He escrito sobre las palabras de la música y la pintura de las palabras, sobre los cuentos románticos y los microrrelatos actuales, sobre la historia silenciosa y la historia silenciada de las mujeres republicanas, sobre la mirada ética de Carmen Martín Gaite y la poética de la mirada de Cristina Grande, sobre las recetas delirantes de Remedios Varo y las memorias del delirio de Leonora Carrington… Aunque siempre, siempre, vuelvo a la obra ejemplar de Max Aub.
Y me gusta leer, igual que hacer pilates, para no oxidarme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *