Después de la charla sobre Leonora Carrington y Remedios Varo, Carmen Valcárcel me hace llegar este mail. Lo comparto con vosotr@s: 

Mil gracias, Clara, novia loca del viento, por dejarme entrar, un año más, en tu pequeño sistema solar: mesa, pizarra, libros, papeles, vino (¡que no falte!) y nuevos elementos: cañón y pantalla. Todo un remanso de paz -oasis literario-artístico- para interiores indecisos, para lectores inquietos, para escritores cómplices, para el cariño y la amistad, siempre.



Inmenso abrazo que cobije a todos/as, Carmen.

(*) la novia del viento era el apelativo con el que Max Ernst se dirigía su amante, Leonora Carrington.

10 respuestas

  1. Clara, Camila, la charla de ayer me pareció maravillosa y para mi, todo un descubrimiento Remedios Varo, muchas gracias!

    Un besuco a todos

  2. Sí, estuvo genial. Remedios Varo y Leonora Carrington explicadas por Carmen Valcárcel, ¡qué más se puede pedir!

  3. Como siempre Carmen nos habla desde el conocimiento y la pasión por lo que hace. Y cómo lo transmite, madre mía. Que vivan las tres. Camila

  4. Sin ti, Carmen, eso es imposible, pero creo que vamos a hacer una pequeña edición del texto que leyó Carmen Valcárcel sobre Leonora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *