Me encantaría celebrar el 1 de mayo pero me siento un poco perdida. ¿Qué festejamos? ¿que la economía se está convirtiendo en una rama de la ciencia ficción? Este año simplemente me gustaría agradecer a todos aquellos que, a pesar del desánimo general, siguen peleando para que este país no se convierta en una empresa privada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, demuéstranos que no eres un robot... *